martes, 13 de agosto de 2013

UN JOHN BERGER ENRIQUECIDO





 Ésta es la portada del libro de John Berger a la que hacía referencia en la entrada que le dediqué a Ivo. Un pintor de hoy no es una novela al uso. Sus páginas encierran el diario que durante cuatro años escribió el pintor húngaro Janos Lavin, personaje de ficción del que se vale John Berger para contarnos su visión personal sobre la creación artística y la individualidad o soledad que se da en el estudio delante de la obra.

"La actividad más profunda de todas es el dibujo. Y la que más exige. Es cuando dibujo cuando me lamento de las semanas, los años, que he desaprovechado. Si (como en los cuentos de hadas) pudiera concederle un don al nacer al futuro pintor, éste sería el de una vida lo bastante larga para llegar a dominar la técnica del dibujo".

"Lo que separa el simple talento del genio no es ni más ni menos que la confianza; el no tener miedo a hacer el ridículo".

"Ha llegado un nuevo profesor. [...] Este nuevo profesor se llama Leonard Gough. Lleva gafas y tiene una cara como la del padre de Rembrandt, consumida, salvo lo que queda oculto bajo la gorra. Lo sorprendente es que es sordomudo. Sólo te puedes comunicar con él por escrito. [...] Dicen que es un profesor excelente, y lo creo, porque en lugar de hablar tiene que demostrar. Si el claustro de todas las Escuelas de Bellas Artes estuviera compuesto de sordomudos, prosperaría un arte silencioso".

"Para seguir trabajando bajo el capitalismo sólo caben dos actitudes mentales: hay que ser ya sea ambicioso, ya sea arrogante. Al artista humilde sólo volveremos a descubrirlo mucho después. [...] El artista ambicioso es el hombre que pone su talento en el pedestal de la buena opinión ajena".

(Citas de la edición de 2002 de Alfaguara con traducción de Pilar Vázquez)


 En la estantería guardo con cariño otro libro de John Berger, un ejemplar de Algunos pasos hacia una pequeña teoría de lo visible que me regaló el almeriense Manuel Berbel en el I Curso de Realismo y Figuración de Olula del Río. Yo lo llamo el John Berger enriquecido, pues Manuel estampó en él las yemas de sus dedos manchadas de pintura.  




Fotografías: Lucía Rodríguez Vicario



 Manuel Berbel, que es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Granada, trabaja en la librería Picasso de esa ciudad, así que nadie mejor que él para recomendarnos algunos libros relacionados con el arte; de manera que aprovechéis las horas de playa, piscina o terraza. Aquí os dejo una muestra de su obra y su top de lecturas para lo que queda de verano.


Obra de Manuel Berbel


Obra de Manuel Berbel

 
Obra de Manuel Berbel


Obra de Manuel Berbel


Obra de Manuel Berbel




Cartas a Theo (Vincent Van Gogh)
Frida Khalo. Sus fotos (Pablo Ortiz Monasterio y otros)
Caravaggio. Una vida sagrada y profana (Andrew Graham)
Modos de ver (John Berger)
El elogio de la sombra (Junichiro Tanizaki)
¿Qué estas mirando? 150 años de Arte Moderno en un abrir y cerrar de ojos (Will Gompertz)
Habladles de batallas, de reyes y elefantes (Mathias Enard)
Algunos lugares de la pintura (María Zambrano)
La joven de la perla (Tracy Chevalier)
Entrevistas Andy warhol (Andy Warhol)



 Como veis, una selección muy completita con ensayo, biografía, historia, narrativa y crítica del arte. Yo estoy leyendo el de Will Gompertz, un recorrido por la historia del Arte Moderno de fácil y amena lectura, del que sólo me quedan 50 páginas para acabarlo.

4 comentarios:

  1. Muy buena entrada Lucí. Tu blog siempre tan vanguardista. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Pero bueno, si acabo de subirla. ¡Qué rapidez! Gracias por estar siempre ahí atenta.
    Un beso.

    ResponderEliminar